Domingo, 26 de Mayo de 2019
« volver
Opinion
13-12-2013
Crónicas del Pleno: Un año se cierra, una puerta se abre (en el Zuloaga)
Crónicas del Pleno: Un año se cierra, una puerta se abre (en el Zuloaga)

El último pleno en el distrito resultó ameno y corto, como deben serlo las visitas. También solidario, como demandan las fechas –se aprobó una recogida de juguetes para las familias con menos recursos–. Se ratificaron varios arreglos menores y se vislumbró un rayo de esperanza para los alumnos del colegio Ignacio Zuloaga, cuyo deseo de un nuevo acceso que evite las aglomeraciones parece que pronto se podría hacer realidad.

 

Antes de nada, y por si les resulta aburrida esta crónica, pueden leerse nuestro primer storify sobre el último pleno municipal, y así acaban antes. Para el resto, digamos que el de diciembre comenzó con la preocupación socialista por los estudiantes de la biblioteca Vázquez Montalbán, cuyo sistema de calefacción parece que dejaba fríos a los usuarios. Se rechazó la propuesta, porque según el PP no había constancia de ninguna reclamación que no hubiera sido ya atendida.

 

El siguiente tema fueron los apagones, que regresaban al salón de actos. En concreto, el PSOE se refería a la supresión de farolas “sin criterios objetivos”, y con el próximo contrato de alumbrado público como telón de fondo: al final se aprobó instar al Área de Movilidad a mantener una vigilancia continua sobre los puntos de iluminación en Tetuán. No tuvo tanta suerte la petición de 186 firmas solicitando que la línea 177 de autobuses se prolongara hasta el hospital La Paz. Según la portavoz popular, Natividad Gil, esto supondría “desvirtuar el objetivo para el que se creó la línea”, además de que aumentaría el tiempo de espera.

 

Recogida de juguetes y más 'chapa y pintura'


Sí se aprobó por unanimidad impulsar la recogida navideña de juguetes para los niños con menos recursos, cuya entrega canalizarán asociaciones en el distrito. Y como quiera que desde el PSOE se apostillara que se aprobaba “porque no depende de ningún presupuesto”, Miguel Martínez, vocal popular, afeó que la oposición “llegara al pleno a soltar su discurso, se aprueben o no las proposiciones”. Pero ay, que acto seguido fue y le recordó a IU su extravagante abstención –el adjetivo es nuestro– del año pasado a una propuesta idéntica. Este año sí votaron a favor, pero se conoce que el vocal se había contagiado de aquello de soltar discursos sin atender el signo del voto.

 

Lo que vino a continuación fue una ráfaga de proposiciones de “chapa y pintura” de UPyD, que por un momento pareció percatarse de qué va esto: una tras otra, se fue aprobando retirar una fuente sin uso en Aligustre, la limpieza y vallado de un solar en Veza y la reducción de un bordillo en Juan Risco. Más aún: ya se habían arreglado incluso antes de la sesión, que eso sí es diligencia, y no la de John Ford. Llegó entonces el turno de su vocal Gonzalo Cerezo, que se desquitó de la pasada sesión tirando por Benedetti para explicar las definiciones de pesimista y realista, para decir “no soy pesimista, solo digo la verdad: que algunas proposiciones las aprueban, pero no las arreglan”. La concejal-presidenta, Paloma García, decidió esta vez contemporizar: “Lo vamos a dejar en tablas”, y añadió, “gobernar es priorizar, y ahora lo prioritario es lo social”.

 

IU pidió entonces que se apoyaran las iniciativas solidarias ciudadanas más allá de los programas de voluntariado “oficiales”, y que “a los trueques y bancos de alimentos, de tiempo… no se les ponga pegas ni reciban visitas raras”, en alusión a esto. Desde el PP se explicó: “nadie duda de la buena voluntad, pero los bancos de alimentos tienen una normativa, hay que tener cuidado con los perecederos, y no entregar medicinas”.

 

Nuevo acceso para el colegio Zuloaga

 

Volvía el solar en la glorieta de Rocío Dúrcal al pleno, con una petición de cambio de uso por parte de IU que fue rechazada. Se supo entonces que ya se conocía la titularidad de la parcela sobre la que el colegio Ignacio Zuloaga pedía se abriera otro acceso, de la que ya hablamos en abril. “Antes no lo teníamos claro, no teníamos toda la información, ahora ya podemos actuar”, dijo la concejal, aunque lo que hace unos meses dijo la Junta fue que el solar era privado y no había salida posible. “La parcela es municipal pero está adscrita al patrimonio del Ayuntamiento, por lo que debe ser éste quien determine qué hacer. Desde la Junta estamos a favor del acceso, y ya se ha solicitado, pero necesitamos la habilitación por parte del Área”.

 

El pleno llegaba a su fin con preguntas sobre la remodelación de Azca –“el plan será aprobado en 2014” –, el proyecto de reforma del paisaje urbano y la venta a varios fondos de 157 pisos del Ivima en La Ventilla. Un tema que, dijo IU, ha generado “alarma social”, y sobre el que la concejal apeló a “estar tranquilos, porque el Ivima ha comunicado que los nuevos propietarios se subrogan a los derechos y obligaciones" que ya tenían los inquilinos. En definitiva, un llamamiento a la calma, que es, precisamente, lo que se dice cuando se avecina una tormenta.

 

COMPARTIR
Agregar a FacebookAgregar a TwitterAgregar a Google+Agregar a LinkedinAgregar a DiggIt!Agregar a MeneameAgregar a RedditAgregar a BlogmarksAgregar a Favoritos
Noticias | Cultura | Deportes | Reportajes | Entrevistas | Opinión | Agenda cultural
Guía de restaurantes | Directorio de empresas | Enlaces de Tetuán | Cartas al Director | Contacto
Quiénes somos | Hemeroteca | Regístrate

© 2017 Tetuán 30 días. Todos los derechos reservados. Aviso legal