Sábado, 25 de Mayo de 2019
« volver
Cultura
3-05-2012
La mejor integración, un trabajo de verdad
El CEPA Tetuán acerca el entorno laboral a sus alumnos discapacitados
La mejor integración, un trabajo de verdad
Cristina Sánchez

A Freddy le encantan los ordenadores y pasar el rato con su portátil navegando por Internet. Su profesora, Julia, dice que es un “fiera” en la informática. Freddy tiene 21 años y nació en Perú. No consiguió acabar la Secundaria, pero ahora, por primera vez en su vida, tiene un trabajo, de duración determinada −10 días, 40 horas–, pero un trabajo al fin y al cabo. En su puesto de oficina se encarga de archivar facturas y pasarlas a una hoja de cálculo, hace fotocopias, envía faxes y prepara las carpetas para los cursos de formación de la empresa.
Como el resto de trabajadores, tuvo que preparar y presentar su currículo y pasar una entrevista. A su llegada, un correo electrónico interno comunicaba al resto de compañeros su incorporación y le daba la bienvenida.
Cuentan en su entorno laboral que no descansa ni para tomarse un café, que llega siempre puntual y que el primer día acabó la tarea que tenía encomendada para toda la semana. Reconoce que le encantaría poder seguir trabajando en este lugar, algo que también desean sus colegas, quienes, como a José Lucas, el otro “becario”, le han cogido mucho cariño.
La empresa que facilita esta experiencia profesional a chavales con discapacidad intelectual es Afina, una multinacional española que se dedica a distribuir productos y a prestar servicios a empresas en el ámbito de las Tecnologías de la Información (TI). En concreto, esta labor se realiza desde la Asociación Integra-e, una red de organizaciones de la que forma parte Afina, unidas por un fin común: mejorar las oportunidades de jóvenes en riesgo de exclusión social a través de las Tecnologías de la Información. “De la mano de distintos actores sociales identificamos a los candidatos que serán objeto del programa en base a un criterio sencillo: buscamos jóvenes que tuvieron una vida complicada, pero que son buenas personas, que merecen una segunda oportunidad y que presentan las capacidades necesarias para desarrollar una carrera profesional en el ámbito de las TI. Una vez han sido seleccionadas, inician un itinerario de inclusión integral de tres etapas (formación, acceso al empleo y soporte del emprendimiento) que pretende exceder la simple capacitación técnica, despertando en estos jóvenes un interés real por las nuevas tecnologías como una herramienta de empoderamiento individual y ofreciéndoles un marco donde se sientan seguros para reforzar su identidad personal y desarrollar sus habilidades. Tanto los directivos como los empleados de Afina, siempre se han mostrado entusiastas con la iniciativa”, expone el director de Integra-e, Jaime Moreno.
Que Freddy y Lucas se levanten cada una de las 10 mañanas programadas y cojan el autobús en dirección a una empresa donde sienten que su trabajo es necesario y reconocido se debe en buena parte al interés del Centro de Educación de Personas Adultas, CEPA, de Tetuán (Pinos Alta, 63) por ofrecer a sus alumnos una formación lo más completa posible, tanto en lo profesional como en lo personal, abriéndoles las puertas del mundo laboral y facilitando así su integración.
“De los siete años que lleva el taller de Técnicas Administrativas Básicas, este curso es el primero que contamos con la colaboración de dos instituciones dispuestas a ofrecer unas prácticas que en definitiva son un trabajo real: Integra-e y la Fundación Avata” (una entidad sin ánimo de lucro situada en Plaza de Castilla, que participa además impartiendo talleres en el Día del Niño), sostiene la directora del centro, Alicia Herranz.
Cofinanciado al 50% por el Fondo Social Europeo y la Comunidad de Madrid, el grupo está compuesto por 12 alumnos de diferentes edades (mayores de 18 años), que durante dos años se preparan para desempeñar las labores de un auxiliar de oficina.  Los chicos están encantados con las profesoras, Rosa y Julia −quien también es orientadora del centro–, tanto que incluso los días que les toca prácticas, acuden a clase por las tardes.
Como Freddy y Lucas, al resto le llegará su turno: un corto pero intenso periodo de tiempo en el que poder demostrar lo que saben, y lo que valen.
COMPARTIR
Agregar a FacebookAgregar a TwitterAgregar a Google+Agregar a LinkedinAgregar a DiggIt!Agregar a MeneameAgregar a RedditAgregar a BlogmarksAgregar a Favoritos
Noticias | Cultura | Deportes | Reportajes | Entrevistas | Opinión | Agenda cultural
Guía de restaurantes | Directorio de empresas | Enlaces de Tetuán | Cartas al Director | Contacto
Quiénes somos | Hemeroteca | Regístrate

© 2017 Tetuán 30 días. Todos los derechos reservados. Aviso legal